Entradas

Por qué estudiar en Australia

 

Foto https://www.nationalgeographic.com.es/destinos/australia/fotos/2/57

Son muchas las razones por las cuales Australia es uno de los destinos favoritos por los estudiantes extranjeros, quizás una de las más importantes es la relevancia que les da el país para que su experiencia sea extraordinaria

 

Empezando por el gobierno; este cuenta con un programa de regulación medido por “La Ley de Educación para Estudiantes Extranjeros”. Esta ley está a cargo de la comercialización, prestación de servicios educativos, instalaciones y servicios de apoyo al estudiante en todas las universidades e institutos de enseñanza Australianos.

 

Adicional a esto, en las Universidades los rectores deben firmar un código de ética, el cual protege los intereses de los estudiantes extranjeros. Hay que resaltar que los docentes dentro de las instituciones tienen un sentido y un valor que promueve la educación mediante la innovación y la investigación y que además y una de las mayores diferencias es que impulsan a los estudiantes a tener un desarrollo intelectual, personal y emocional de los estudiantes.  

 

Como pueden ver, Australia es un País que prioriza las necesidades de los estudiantes extranjeros. Esto permite que logren llevar a cabo sus estudios, exploren sus capacidades y descubran nuevos retos. Por todo lo anterior su experiencia no se limita solo al estudio, sino que también pueden tener un crecimiento y un contacto laboral con la sociedad Australiana de una manera más provechosa.

 

No podemos olvidar la variedad de actividades deportivas, sociales y culturales que ofrecen las universidades y los centros educativos, en donde los estudiantes internacionales son muy bien acogidos. Esto se da debido a que los Australianos realmente aprecian la diversidad cultural.  

 

Otras de las razones preferidas por los estudiantes son:

 

  • Australia es más barato que hacerlo en Estados Unidos o en el Reino Unido

  • Estudiar y trabajar es posible y legal con tu visa de estudiante.

  • Australia resulta uno de los destinos preferidos de los estudiantes extranjeros para aprender inglés.

  • Australia es un país seguro

  • La sociedad australiana es joven, vibrante y multicultural.

  • Australia tiene siete de las 100 mejores universidades del mundo!

  • Es el 3 país del mundo con más estudiantes internacionales

  • Tiene 7 de las 100 mejores universidades del mundo

 

 

 

La lista sigue, mira más datos como estos acá.  https://www.studyinaustralia.gov.au/spanish/why-australia  

 

 

                           

 

 

 

                                 

 

Tomado de:    https://www.mequieroir.com/paises/australia/estudiar/por-que/

 

 

Contáctanos 

 

 

 

 

 

Facebook

7 Trabajos más frecuentes para estudiantes en Australia

 

Dominar un idioma no se logra de la noche a la mañana, por eso cuando te vas a estudiar  al extranjero, debes poner en práctica el idioma para poder comunicarte y sacarle más provecho a tu experiencia.

Una de las mejores maneras de practicar el idioma, además de estudiar es trabajar así también  podrás interactuar con más personas, conocer más culturas, ganarte un dinero extra y estar en otro ámbito que te dará herramientas no solo laborales sino también personales.

Por eso acá te dejamos el siguiente artículo con 7 de los trabajos más frecuentes que puedes realizar en Australia.

Tomado de: https://www.aussieyoutoo.com/trabajos-estudiantes-en-australia/

1.Cleaner (limpieza)

La ventaja es que, para limpiar, no necesitas un inglés avanzado y normalmente, suele estar muy bien pagado (entre $20 y $25 dólares australianos la hora). Si tienes suerte, trabajarás en un edificio de oficinas, hoteles, escuela o universidades donde el trabajo es bastante llevadero.

En este sector, hay estudiantes que se lo montan por su cuenta y ponen anuncios en Gumtree o en otros buscadores para trabajar en casas particulares. Hay bastante demanda, pero suele ser un trabajo bastante duro.

También existen los bond cleaners, aquellos que tienen que dejar las propiedades alquiladas impolutas para que al inquilino le devuelvan la fianza que depositó en su día. Un trabajo muy duro que no siempre tiene su compensación en forma de un gran sueldo.

 

 2. Removalist (mudanzas)

Un trabajo que es posible conseguir incluso sin experiencia alguna. Se trabaja en parejas y solemos empezar como offsiders ayudando al conductor a mover los trastos de la casa hasta el nuevo domicilio. Conviene estar fuerte y preparado físicamente para aguantar las largas jornadas a un ritmo de esfuerzo muy elevado.

Algunas empresas de mudanzas también transportan muebles desde las tiendas hasta su comprador, lo cual, es bastante más llevadero. Los sueldos en este sector suelen andar por $18 – $20 dólares australianos la hora.

3. Hospitality (hostelería-restaurantes)

En este sector incluimos a los camareros y los asistentes de cocina que suelen tener sueldos parecidos. Como camarero nos encargaremos de tomar pedidos y encargarnos que los clientes estén atendidos. En sitios grandes, a veces contratan los conocidos runners, que sólo se encargan de llevar platos de la cocina a la mesa, sin tomar nota ni interactuar demasiado con los clientes.

Últimamente se está contratando bastante gente a través de empresas de catering que tienen en plantilla al personal y lo mueven para los eventos que van surgiendo como conciertos, bodas, partidos de fútbol… Los sueldos andan alrededor de unos $17 -$22 dólares australianos la hora.

4. Deliveries (recados)

Con nuestro carnet internacional podemos conducir turismos y vehículos de hasta 3,5 toneladas, suficiente para que nos contraten como repartidores tanto con coche como con furgoneta. El sueldo ronda los $20 y si el trabajo es nocturno (periódicos), sube a alrededor de $25.

También está de moda trabajar de repartidor en bicicleta gracias a las modernas empresas de comida a domicilio como Deliveroo. Un trabajo muy flexible en el que tu mismo te marcas tus horarios. ¡Y a pedalear!

 

5. Repartidor de flyers

El trabajo de backpackers por excelencia. El sueldo va ligado al número de folletos que seas capaz de repartir, que normalmente debe ser muy alto para que el sueldo merezca la pena. Otra variante es la de repartir periódicos gratuitos, que aquí en Australia está muy extendido.

6. Babysitter y AuPair (Canguro)

Si te gustan los niños puedes intentar conseguir un trabajo con una familia australiana. Trabajar con una familia autóctona hará que mejores tu inglés mientras interactúas con los padres e hijos. Los sueldos están en torno a $15 – $20 dólares australianos la hora.

También puedes conseguir trabajo de AuPair en el cual normalmente se vive con la familia en vez de trabajar unas horas al día con ellos.

7. Fruit picking

Si vives cerca de alguna zona rural, podrás acercarte 2 o 3 días a la semana a recoger fruta (o tal vez tus vacaciones) en alguna de las inmensas granjas que hay en Australia. Los sueldos premian la rapidez ya que normalmente pagan por los kilos de fruta recogida. El trabajo es duro y más, si es verano.

 

¡Evidentemente hay muchos más trabajos!

 

A medida que vaya pasando el tiempo en Australia, verás como las oportunidades aumentan y mejoran en cuanto a la calidad de los trabajos a desarrollar.

 

Cuando tu inglés despegue seguro que aparecen posibilidades para hacer aquello que más te gusta o incluso trabajar en tu sector profesional si encuentras alguna empresa que te esponsorice. Conocemos gente que se dedica a dar clases de piano, profesores de español, monitores de tenis o de natación, entrenadores de fútbol, clases de baile, DJ’s, fotografía…

 

 

Tomado y copiado de https://www.aussieyoutoo.com/trabajos-estudiantes-en-australia/

 

Dejar un comentario

 

Facebook

52 verbos que te ayudarán a aprobar el Toefl.

A continuación encontrarán una lista con verbos en inglés que de seguro serán de gran utilidad a la hora de presentar el TOEFL.

toefl

En el siguiente video encontrarán otros verbos más a tener en cuenta. 

 

 

¿Qué les pareció la lista de verbos? ¡Cuéntennos!

TOMADO DE: http://porquenosemeocurrioantes.com/2016/02/08/52-verbos-en-ingles-poco-conocidos-pero-muy-utiles-parapasareltoefl/

Facebook

Consejos para cuando estés presentando el TOEFL

 

1. Utiliza tu tiempo de forma inteligente.

Cada sección tiene un tiempo límite, calcula lo que puedes tardar en cada pregunta y mantén un ritmo constante. Si no puedes contestar una pregunta, márcala para volver a ella más tarde.

Nuestro cerebro funciona de forma interesante, mientras trabajes otras respuestas, seguirá procesando la pregunta que no pudiste resolver, y probablemente lo resolverá sin que pierdas tiempo estando estancado.

En caso de que te sobre tiempo en una sección, no dejes que tu mente divague, tienes que mantenerte ocupado o perderás tu ritmos, te aconsejo que vuelvas a leer tus respuestas para asegurarte de que estén bien.

Lo importante es que te mantengas concentrado y no pierdas el ritmo. Esto no significa que debas acelerarte, toma el tiempo debido para analizar cada respuesta y asegurarte de que tengas las correcta.

 

2. Sigue las instrucciones con atención.

Presta mucha atención a las instrucciones. Antes de comenzar la sección asegúrate de comprenderlas bien. Muchas personas fallan en su examen debido a que dejan pasar detalles pequeños, algo que se pudo evitar si hubieran seguido cuidadosamente las indicaciones.

Si las instrucciones están por escrito, te recomiendo leerlas cuando menos dos veces, repásalas en tu mente y razónalas apropiadamente. Si las indicaciones son habladas, deja todo lo que estés haciendo y escucha.

Si te preparaste adecuadamente, no tendrás problemas con esta parte, ya que debiste haber repasado este punto algunas veces.

 

3. Responde de forma sistemática.

Desarrolla un sistema para resolver las preguntas, de esta manera serás más eficiente y certero al responder.

Si estamos tratando con opciones múltiples, lee con detenimiento la pregunta y piensa en una posible respuesta. Después analiza los incisos y descarta lo que creas que están totalmente equivocados. Empata los incisos restantes con tu posible respuesta y sabrás que es la correcta.

Si te encuentras en la sección que evalúa tu redacción, toma unos segundos para estructurar en tu cabeza lo que escribirás, así te será más fácil expresarte de forma coherente, además podrás ponerle más atención a tu gramática. También usa palabras sencillas, así es más seguro que las escribas bien y restan puntos por mala ortografía.

La parte oral es un poco complicada, ya que tomará en cuenta tu fluidez, acento y que tan fácil es entenderte. Mi mejor recomendación es que te relajes y des respuestas concisas. Mientras más sencillo sea comprender lo que dices, mejor será la puntuación que recibirás.

 

4. Usa ropa cómoda.

Lleva la ropa en la que te sientas más cómodo. Este no es un consejo muy académico, pero estarás durante más de 2 horas sentado, probablemente en un salón, entonces no será muy fácil concentrarte después de un tiempo.

A esto le podríamos agregar que comas algo ligero y vayas al baño antes de empezar. Todo lo que consideres necesario para realizar tu evaluación lo más confortablemente posible.

La concentración es muy importante, y créeme, esto podría hacer la diferencia cuando te quedé una hora de examen y estés pensando en que necesitas ir al baño.

 

5. Responde todas las preguntas.

Esta es la recomendación más habitual que encontrarás en Internet. Si piensas en probabilidades, tendrás una mayor oportunidad de acertar por el simple hecho de responder.

Aunque ten cuidado, en las situaciones que no tengas ni idea de cuál podría ser una contestación correcta, mejor déjala en blanco, muchos errores podrían afectar tu puntaje en forma negativa, especialmente en las secciones oral y escrita.

Lo sé, esto puede llegar a ser una decisión un poco complicada, pero si seguiste todos los consejos en esta guía, entonces lo más seguro es que tengas que pasar pocas veces por este predicamento.

 

6. Relájate.

Cuando estás relajado piensas con más claridad, eres más analítico y tienes un tiempo de respuesta más eficiente. Si lo piensas detenidamente esto es precisamente lo que necesitas en el momento de hacer tu prueba TOEFL.

Algo que me sirve para mantener la calma durante un examen, es ordenar todo el lugar donde lo presentaré en cuanto llego, así me siento más cómodo y en control de mi entorno.

Si te preparaste con tiempo, todo lo que tienes que hacer es concentrarte, poner atención y relajarte.

 

 

Tomado de: http://englishlive.ef.com/es-mx/blog/que-es-el-examen-toefl/

 

 

 

Leer más

Facebook