Entradas

Cómo viajar más tiempo por Europa sin preocuparte por la visa

1. Viajar como freelancer a Alemania

En este país puedes obtener una visa como empleado por tu propia cuenta para desarrollarte como artista o haciendo cualquier otra cosa que genere un ingreso. Además de extender tus días en el continente europeo, también te dará la oportunidad de viajar a Estados Unidos para ejercer tu profesión durante uno o dos años; antes de hacer cualquier cosa, investiga qué documentos necesitas y cuál es el costo para obtener esta visa cuando planees viajar a Alemania.

 


2. Sacar una visa de estudiante
Absolutamente todos los países pertenecientes al Área Schengen permiten la obtención de esta visa y realmente gracias a sus programas universitarios para estudiantes es muy sencillo obtenerla, lo único que se necesita es pagar por el curso que se tomará en determinado país o en su caso, obtener alguna beca que cubra los gastos del mismo.

 


3. Tramitar una visa de largo plazo
Aunque no es posible realizar este trámite en todos los países, hay algunos que permiten a turistas conseguir una visa clasificación C o D, con la cual puedes extender tu estancia en Francia, Suecia e Italia únicamente.

Para estos tres países las reglas del trámite son distintas, así que dependiendo del lugar que quieras visitar investiga sobre los documentos y requisitos que necesitas para conseguir un visado “especial” de largo plazo.

 


4. Obtener una visa de trabajo
Para aplicar a esta clase de visado debes tener menos de 30 años y así buscar la oportunidad de obtener hasta dos años más de estancia completamente legal, además la visa de trabajo para un país no interfiere para pedir otra en un país diferente, así que puedes pedir una tras otra para viajar por toda Europa sin preocuparte por el tiempo.

 

5. Crear un itinerario mezclando días en países dentro y fuera del Área Schengen
La forma más sencilla de poder pasar más de 90 días en Europa es viajando a un país donde esta regla se aplique, después tomar un tren a otro país donde no importe cuántos días estés, como Reino Unido, luego puedes regresar al área restringida para cruzar a otro país donde no importe el tiempo que vacaciones ahí, como Bulgaria, Rumania y Ucrania, mientras esperas que pasen tus 180 días en que el conteo comience de nuevo y así dependiendo del tiempo que pienses pasar en la región.

TOMADO DE: http://culturacolectiva.com/como-viajar-mas-tiempo-por-europa-sin-preocuparte-por-la-visa/

Museos de Europa que NO conoces y que no querrás dejar de conocer

En muchos países como Francia y España, las artes se han convertido en una parte importante de su oferta turística; sus museos mundialmente reconocidos con colecciones que todo amante del arte debería ver por lo menos alguna vez en su vida, los colocan en un pedestal cuando de turismo y arte se trata.


Es cierto que grandes nombres responden al acercamiento y asombro de quienes decidan visitar algunas de las mecas del arte en estos países europeos, pero en esta ocasión decidimos trazar una línea entre aquellos museos  y estos tres recintos imperdibles de tres ciudades europeas que vale la pena conocer.

Viena (Capital de Austria)

MUMOK

Viena impresiona por su belleza arquitectónica; basta caminar por las calles del centro antiguo para percibir que se trata de un lugar especial. Una ciudad rica en historia que intenta reinventarse como polo moderno de cultura y entretenimiento; predios innovadores y espacios provocantes como el MUMOK (Museum Moderner Kunst Stiftung Ludwig Wien) son protagonistas de ello.

Por sí solo el edificio ya es una bella obra de arte: un enorme cubo (levemente redondeado en las puntas) cubierto de una aparente piedra volcánica en tono gris oscuro. El museo funcionaba inicialmente en la periferia de Viena desde la década de los 60, pero después de una fuerte donación de obras del coleccionista Peter Ludwing, el predio quedó pequeño y se trasladaron al centro histórico de la ciudad, y fue inaugurado en el 2001.

El hall de entrada tiene 35 metros de altura y un enorme cubo blanco parece flotar entre las paredes del centro. A primera vista se diría que forma parte de la arquitectura; sin embargo, es una instalación que pertenece al artista Heimo Zobernig.

 

Museo de la Historia Natural (Viena)

Diferentes investigaciones indican que Viena es uno de los mejores lugares del mundo para vivir; personifica una ciudad moderna con una fuerte presencia del pasado y un enorme compromiso con su historia.

Uno de los símbolos de la época de oro es el magnífico edificio del Museo de Historia Natural de Viena. Frecuentemente los turistas creen que en el pasado fue un castillo o un palacio, pero en realidad fue construido para ser un museo en la segunda mitad del siglo XIX.

Fue inaugurado en 1889 y exhibe invaluables objetos milenarios a lo largo y ancho de sus 40 salas. Posee un vasto acervo en diferentes campos de la Ciencia (principalmente de las Naturales), así como de la Historia de la Antigüedad.

El ala de los dinosaurios es una de las más emocionantes, tanto para niños como para adultos; allí pueden ser vistas algunas réplicas óseas de los dinosaurios más grandes y piezas originales de los más pequeños. Entre lo expuesto se encuentran los restos fósiles de la tortuga marina más grande del mundo que en vida pesó 2 mil 300 toneladas y vivió cerca de setenta millones de años atrás.

 

Praga (Capital de República Checa)

Galería Nacional


Praga es la capital de la ciudad más importante de la República Checa. Su centro histórico impresiona con torres medievales que conviven con palacios renacentistas y construcciones barrocas. En una ciudad así, la larga historia del arte marca su presencia, tal como se muestra en el interior del predio que corresponde a la Galería Nacional de Praga. Su acervo es tan grande que no cabe en un edificio, por ello las colecciones más antiguas están expuestas en otros dos puntos de la capital checa.

El museo se propone cobijar el arte producido en los últimos 150 años. El objetivo es preparar y mostrar no sólo el arte checo moderno y contemporáneo (Kupka, Slavicek, Liska, Zenisek, Gutfreund), sino también una gran colección de arte francés de los siglos XIX y XX, que comienza con Delacroix y llega hasta Gauguin, Renoir, Van Gogh, Picasso, entre otros. Al mismo tiempo, es posible disfrutar de los trabajos de otros grandes artistas como Gustave Klimt.

Berlín (Capital de Alemania)

Museo de Pérgamo


Berlín es una de las ciudades más increíbles de Europa y su oferta cultural es excitante. La capital de Alemania es un sitio vibrante y acogedor, una metrópoli mundialmente conocida por su fuerza económica y por sus contribuciones al mundo del arte, al conocimiento y a la tecnología.

Entre sus calles existe un museo que ganó fama mundial por albergar joyas de la Antigüedad de una manera muy peculiar. Comenzó a ser construido en 1910 pero inaugurado 20 años después, en 1930. Esto podría indicar un diseño muy específico en su interior y quizás a ello se debe el ser considerado la estrella de la Isla de los Museos (compuesta además por el Altes Museum, Neves Museum, Alte Nationalgalerie y Bode Museum).

El Museo de Pérgamo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999 y su nombre se debe a una de sus principales atracciones “el Altar de Pérgamo” (o Altar de Zeus). Este sorprendente monumento de la época helenística es calificado como una de las ocho Maravillas del mundo. En cada una de sus tres alas expositoras se puede disfrutar de sublimes reconstrucciones de conjuntos arqueológicos de la antigüedad clásica, el antiguo oriente medio o de arte islámico.

TOMADO DE: http://culturacolectiva.com/museos-de-europa-que-no-conoces-y-no-querras-perderte/

Cómo viajar por Europa de forma económica

1. Mega Bus

 

Si tienes el billete adecuado, ésta es, por mucho, la opción más barata para viajar. De momento, el Mega Bus cubre solo el Reino Unido y algunos países cercanos de Europa Occidental, pero el precio no ofrece discusión alguna. Un viaje puede costar 1,50 euros, sin embargo, en la práctica, se requiere de una reserva de un mes de antelación, especialmente cuando viajas por rutas turísticas y ciudades importantes. Esta es con mucho una de las maneras más baratas de viajar por Europa.

Algunos billetes de Londres a París cuestan solo 10 dólares. ¡Esto es de locura! Indiscutiblemente no hay nada más barato que el Mega Bus si quieren viajar a Amsterdam, París o Bruselas.

 

2. Compartir trayectos

blablacar-compartir-coche-2

Hay numerosos sitios en internet como Bla Bla Car que ofrecen trayectos en autostop a través de Europa por el pago de poco más del precio de la gasolina. Normalmente estas ofertas se  encuentran en sitios de internet donde la gente publica el destino de sus viajes. Esta forma de viajar no es tan segura como los trenes de Europa, los vuelos de bajo costo, o las compañías como Busabout; pero es barata y entretenida.

Esta ruta no es totalmente gratuita, pero es más segura que hacer autostop en la carretera, ya que puedes obtener referencias de viajeros anteriores.

Es una forma barata y fácil de conocer Europa, y también una buena forma de conocer a los lugareños y a otros viajeros.

 

3. Eurail Pass

Si tienes el tiempo limitado y quieres moverte rápidamente, Eurail es la mejor opción, ofrece una variedad de pases para cubrir casi cualquier necesidad.

Puedes escoger entre pases regionales, pases globales (para cada país) o un “pase a la medida”. Una de las grandes ventajas de  Eurail para viajar por Europa es la cantidad de libertad que te ofrece.

Al contrario que el Busabout, que tiene paradas, Eurail te permite elegir sus paradas sobre la marcha. Esa gran ventaja te permite descubrir Europa en su propio ambiente y estilo. Este aspecto tan interesante hace que Eurail sea mi favorita para mis viajes en Europa.

Sin embargo, le sugiero firmemente que use el Eurail solo para viajes de largas distancias para poder sacarle el mayor provecho.

Por supuesto, esto no tiene validez si tienes días de viaje ilimitados. Recuerda también que los pases tienen una validez limitada de un número de días para viajar por las redes de trenes.

El número de días depende del pase, pero van desde un mínimo de tres días a un máximo de tres meses de viajes ilimitados. Lee mi Reseña sobre Busabout vs.Eurail.

 

4. Busabout

Este es un medio muy popular de transporte entre los mochileros. Busabout estableció rutas a través de Europa, y muchos de sus pases te dejan subir y bajar cuando quieras.

Hay más de 33 paradas que cubren la mayoría de los lugares más conocidos, así como algunas ciudades más aisladas. Una de las mayores ventajas de Busabout es que ves a la misma gente todo el tiempo. Esto te permite conocer a otros viajeros e incluso desarrollar amistades duraderas con ellos.

Mi primera experiencia en Busabout fue hace cinco años, y aún sigo siendo amigo de mucha gente que conocí en aquella época.

 

5. Líneas aéreas de bajo costo

 

Resultado de imagen para viajes baratos a europa

 

Usar líneas aéreas de bajo coste puede ser la mejor manera de viajar por Europa con un presupuesto limitado. Algunas compañías aéreas como Easy Jet, Ryan Air y algunas otras, compiten entre sí por ofrecer las tarifas más baratas de vuelo en Europa.

Algunas de ellas son casi increíbles; por ejemplo las tarifas pueden ser tan bajas como 25 dólares por un vuelo de Oporto a Barcelona. Solo recuerda leer la letra pequeña para evitarte problemas de última hora.

No seguir sus reglas puede salirte caro en forma de pago de multas. Además, aunque pueda ser la manera más barata de viajar en Europa, no es mi opción favorita por un par de razones:

 

1- No puedes ver el sorprendente paisaje europeo. Una de las mejores razones para viajar en Europa es la vasta belleza escénica que ofrece.

2- Los trenes son una magnífica plataforma para conocer a otros viajeros y nativos.

Personalmente, viajar en tren me ha dado muchas oportunidades y experiencias únicas. Tengo algunos recuerdos excelentes de diversas cenas, salidas nocturnas épicas, grandes conversaciones, y hospitalidad inesperada de algunos compañeros de viaje. Aunque no sea la manera más barata de viajar por Europa, ¡sí es la más divertida!

 

 

6. Recorre Europa en bicicleta

Resultado de imagen para europa en bicicleta

Desde hace meses está aumentando la popularidad de viajar en bicicleta. Esta es una de las experiencias más baratas para viajar en Europa, ya que el precio de transporte es gratis, y los únicos límites son las distancias y la rapidez con que puedan llevarte tus piernas.

He conocido  algunas personas que estaban entusiasmadas de haber recorrido Europa en bicicleta. El único defecto es que la mayor parte del tiempo viajaban sin compañía, y en ocasiones esto los llevaba a sentirse solitarios. Sin embargo, si llevas un compañero no habrá ningún problema.

Andar en bicicleta alrededor de Europa es también una manera asombrosa de evitar ganar peso durante el viaje.

 

 

7. Eurolines

Eurolines es un servicio internacional de autobuses de Europa, operados por diferentes empresas de transporte europeas para viajes internacionales. Los países de Europa tienen autobuses nacionales para ser usados en sus áreas, pero para viajar a través de Europa, no es la mejor opción.

Como regla general, los viajes en autobús son siempre la manera más barata de viajar por Europa.

Tomar el autobús es más barato que tomar el tren. Un trayecto de Berlín a Parías cuesta 248 dólares, mientras que un viaje en autobús para la misma ruta cuesta solo 100 dólares.

 

La gran diferencia entre estas tarifas puede ser suficiente para elegir entre el lujo de un espacio amplio en el tren o el estrecho asiento en el autobús. Es tu opción y tu dinero.

 

 

8. Autostop

 

Las mejores cosas en la vida son gratis y hacer autostop es viajar gratis. El autostop es popular en Europa, pero aún así, como dice el refrán: más vale prevenir que curar y recuerda siempre, que no hay ninguna regla que te obligue a montarte en el auto de un extraño porque se detenga. Yo he conocido muchos viajeros que transitaron a dedo por Europa y les fue estupendamente.

Cuando viajes en autostop sigue siempre tus instintos.

Es una sensación extraña sobre un viaje que luego no vas a hacer. Europa es en general muy segura, pero eso no significa que el autostop no implique cierto riesgo.

Como en todas partes, reservar con un mes de antelación es la mejor manera de conseguir precios más baratos cuando se viaja por Europa. Las líneas aéreas de bajo coste, Mega Bus y los autobuses nacionales encabezan la lista de viajes baratos pero tienen menos encanto que Busabout y Eurail.

A veces, reservar en el último minuto significa conseguir precios más baratos, pero nunca es seguro.

Vale la pena tener un plan y un itinerario que seguir, especialmente cuando tienes un presupuesto ajustado.

Si entiendes tus opciones, puedes ser ahorrativo y aun disfrutar, explorar y ser aventurero. Después de todo, de eso se trata el viajar. Así que ahí lo tienes.

Europa es accesible, asequible y está esperando tu llegada. Viajar por Europa es barato y fácil si sabes lo que haces. ¡Usa las 8 mejores maneras de viajar por Europa para ahorrar algo de dinero!

 

 

TOMADO DE: http://www.lagranepoca.com/viajes/9437-ocho-maneras-mas-baratas-de-viajar-europa.html