Consejos para cuando estés presentando el TOEFL

 

1. Utiliza tu tiempo de forma inteligente.

Cada sección tiene un tiempo límite, calcula lo que puedes tardar en cada pregunta y mantén un ritmo constante. Si no puedes contestar una pregunta, márcala para volver a ella más tarde.

Nuestro cerebro funciona de forma interesante, mientras trabajes otras respuestas, seguirá procesando la pregunta que no pudiste resolver, y probablemente lo resolverá sin que pierdas tiempo estando estancado.

En caso de que te sobre tiempo en una sección, no dejes que tu mente divague, tienes que mantenerte ocupado o perderás tu ritmos, te aconsejo que vuelvas a leer tus respuestas para asegurarte de que estén bien.

Lo importante es que te mantengas concentrado y no pierdas el ritmo. Esto no significa que debas acelerarte, toma el tiempo debido para analizar cada respuesta y asegurarte de que tengas las correcta.

 

2. Sigue las instrucciones con atención.

Presta mucha atención a las instrucciones. Antes de comenzar la sección asegúrate de comprenderlas bien. Muchas personas fallan en su examen debido a que dejan pasar detalles pequeños, algo que se pudo evitar si hubieran seguido cuidadosamente las indicaciones.

Si las instrucciones están por escrito, te recomiendo leerlas cuando menos dos veces, repásalas en tu mente y razónalas apropiadamente. Si las indicaciones son habladas, deja todo lo que estés haciendo y escucha.

Si te preparaste adecuadamente, no tendrás problemas con esta parte, ya que debiste haber repasado este punto algunas veces.

 

3. Responde de forma sistemática.

Desarrolla un sistema para resolver las preguntas, de esta manera serás más eficiente y certero al responder.

Si estamos tratando con opciones múltiples, lee con detenimiento la pregunta y piensa en una posible respuesta. Después analiza los incisos y descarta lo que creas que están totalmente equivocados. Empata los incisos restantes con tu posible respuesta y sabrás que es la correcta.

Si te encuentras en la sección que evalúa tu redacción, toma unos segundos para estructurar en tu cabeza lo que escribirás, así te será más fácil expresarte de forma coherente, además podrás ponerle más atención a tu gramática. También usa palabras sencillas, así es más seguro que las escribas bien y restan puntos por mala ortografía.

La parte oral es un poco complicada, ya que tomará en cuenta tu fluidez, acento y que tan fácil es entenderte. Mi mejor recomendación es que te relajes y des respuestas concisas. Mientras más sencillo sea comprender lo que dices, mejor será la puntuación que recibirás.

 

4. Usa ropa cómoda.

Lleva la ropa en la que te sientas más cómodo. Este no es un consejo muy académico, pero estarás durante más de 2 horas sentado, probablemente en un salón, entonces no será muy fácil concentrarte después de un tiempo.

A esto le podríamos agregar que comas algo ligero y vayas al baño antes de empezar. Todo lo que consideres necesario para realizar tu evaluación lo más confortablemente posible.

La concentración es muy importante, y créeme, esto podría hacer la diferencia cuando te quedé una hora de examen y estés pensando en que necesitas ir al baño.

 

5. Responde todas las preguntas.

Esta es la recomendación más habitual que encontrarás en Internet. Si piensas en probabilidades, tendrás una mayor oportunidad de acertar por el simple hecho de responder.

Aunque ten cuidado, en las situaciones que no tengas ni idea de cuál podría ser una contestación correcta, mejor déjala en blanco, muchos errores podrían afectar tu puntaje en forma negativa, especialmente en las secciones oral y escrita.

Lo sé, esto puede llegar a ser una decisión un poco complicada, pero si seguiste todos los consejos en esta guía, entonces lo más seguro es que tengas que pasar pocas veces por este predicamento.

 

6. Relájate.

Cuando estás relajado piensas con más claridad, eres más analítico y tienes un tiempo de respuesta más eficiente. Si lo piensas detenidamente esto es precisamente lo que necesitas en el momento de hacer tu prueba TOEFL.

Algo que me sirve para mantener la calma durante un examen, es ordenar todo el lugar donde lo presentaré en cuanto llego, así me siento más cómodo y en control de mi entorno.

Si te preparaste con tiempo, todo lo que tienes que hacer es concentrarte, poner atención y relajarte.

 

 

Tomado de: http://englishlive.ef.com/es-mx/blog/que-es-el-examen-toefl/

 

 

 

Leer más

Facebook

¿Quieres mejorar tu pronunciación?

Bueno, hoy te recomendamos estos cinco sencillos (o no tan sencillos) pasos…

 

1. Fijarte en la acentuación.

La acentuación es importantísima, no solo la de las palabras sueltas sino también la de las frases enteras, también llamada sentence stress. Cuando tus frases tienen un ritmo más propio del inglés suenan más natural y son más fáciles de entender. Además, la acentuación correcta facilita la pronunciación correcta de las vocales (véase el paso 2). El sentence stress es algo que se debería aprender desde el primer día, pero desafortunadamente la mayoría de los cursos de inglés lo tratan como si fuera un detalle o una curiosidad.

 

2. No pronunciar las vocales demasiado fuerte.

Una de las peculiaridades del inglés es que la acentuación de las palabras y frases influye en la pronunciación de las vocales. Las vocales en sílabas no acentuadas tienen tendencia a convertirse en una i corta o en schwa, la vocal difusa que en realidad es la más común de todas.

 

3. No omitir consonantes al final de las palabras. 

El último sonido de las palabras es muy importante no solo para que tu inglés sea correcto, sino también para que sea entendible. En la mayoría de los casos los hispanohablantes se comen estos sonidos sin darse cuenta, así que si piensas que no tienes este problema, ¡es muy probable que estés equivocado!

Si pronuncias la s final cuando debes, ya vas por buen camino. Asegúrate de que también pronuncies bien la m en palabras como name y sometimes, y la d en palabras como card y keyboard. También es muy importante la pronunciación correcta de la terminación –ed en pasado, así como las contracciones con ‘d, ‘ll, ‘ve, ‘m, etc.

pronunciación-en-inglés

 

4. No pronunciar las letras mudas. 

Esta es la mejor manera de mejorar tu inglés con el mínimo de esfuerzo. En muchos casos, la pronunciación correcta de las palabras es más sencilla que la incorrecta, por ejemplo, en palabras como half, debt y through.

 

 

5. Evitar añadir una vocal antes de palabras como eSpain

Otra vez, se trata de un error que la gente tiene sin darse cuenta. Pero el caso es que para el oído del angloparlante “espanish” y Spanish son muy distintos, sobre todo cuando se comete el error de utilizar el artículo an con palabras de este tipo (an “espanish” singer, an “especial” person). Siempre tendrás algo de acento, pero si evitas este error tan típico de los hispanohablantes por lo menos no sabrán inmediatamente cuál es tu lengua materna. 

Facebook

La historia del idioma inglés

Hoy les comparto este excelente vídeo, muy interesante, sobre la historia del inglés, el video tiene subtítulos en inglés. El narrador habla muy rápido, pero con un poco de paciencia y dándole «stop» y «play» seguro algo te enterarás que no sabías.

 

El inglés tiene una enorme importancia en el mundo contemporáneo pero sabes, ¿qué factores han determinado su desarrollo? Echemos un rápido vistazo a sus influencias en este artículo.

En el quinto siglo A.C, los habitantes de Bretaña hablaban una lengua celta. Sin embargo, en aquella época, Bretaña fue invadida por tres tribus germanas llamadas anglos, sajones y jutos. Estos pueblos presionaron a los nativos celtas hacia los extremos más al norte y al oeste del país. Los anglos se comunicaban en “Englisc”, palabra de la que deriva el término “English”. Esas tres tribus hablaban lenguas muy parecidas entre sí, y éstas fueron desarrollándose hasta dar forma al Inglés Antiguo.

 

En 1066, Inglaterra fue conquistada por William, el Duque de Normandía. Él y los Normandos llevaron el francés con ellos hasta la tierra conquistada de tal suerte que el francés evolucionó hasta convertirse en la lengua de la corte y las clases sociales más altas. Mientras el inglés fue dominante hasta el siglo XIV, muchas palabras francesas formaron parte posteriormente del nuevo Inglés del período Medio.

 

Durante los siglos XVI y XVII comenzó un cambio crucial en la lengua inglesa. El vocabulario inglés creció y la pronunciación de las vocales se acortó. El Renacimiento y el aprendizaje de los clásicos que esto implicó, introdujo muchas palabras del latín, mientras que la invención de la imprenta estandarizó la ortografía y la gramática, creando el nuevo Inglés Moderno.

doyou

En el siglo XIX, el Imperio Británico vivió el punto álgido de su poder y como su influencia se extendió por todo el globo, el vocabulario de la lengua inglesa se expandió también al ir tomando palabras de lenguas nativas tan lejanas como las de la India, Australia y el oeste africano. Todo ello conformó el Inglés Moderno.

 

Actualmente, los Estados Unidos dominan el cine, la televisión, la música pop y la tecnología, por lo que el Inglés Americano tiene una gran influencia en la lengua inglesa.

 

¿Conocías esta historia de los orígenes y evolución de la lengua inglesa?

¿Conoces alguna palabra inglesa que derive de otra lengua?

Facebook