6 Consejos para cumplir tu propósito de ahorrar y viajar

“Un cambio increíble toma lugar en tu vida cuando decides tomar el control sobre lo que sí tienes poder, en vez de desear el control sobre lo que no tienes.”     –Steve Marboli

 

Les daremos un dato, que quizás no sabían olvidaron o simplemente se niegan a aceptar: la vida promedio de un ser humano es de 77 años, es decir, unos 28,105 días.

 

Si a este número le descontamos el número de días desde que naces hasta que te vuelves un adulto funcional (supongamos que esto es cuando terminas la universidad) y el tiempo que pasas dormido, quedan 13,100 días aproximadamente – 35 años – para cumplir tus sueños y metas.

 

ala de avion alianza

 

¿Por qué les decimos esto? Porque vivimos creyendo que no hay un final, posponiendo proyectos o actividades con la idea de que más adelante podremos realizarlas. Creemos que tenemos tiempo, cuando en realidad tenemos un número limitado de días y cada día que pasa es uno que no volverás a tener jamás.

Ahora que el año está iniciando, todo mundo reflexiona sobre lo que hizo el año pasado y lo que no puede hacer este. Si dejaron muchas cosas pendientes, entre ellas viajar, no tiene caso lamentarte, sólo queda comenzar a trabajar por tu viaje ahora.

 

bd5b50e419be2fb8a67853be92a45b9f

 

Todo mundo muere pero no todo mundo vive. Las personas no le tienen miedo a la muerte, tienen miedo de llegar y darse cuenta de que jamás han vivido.”

¡No dejen que pasen otros 365 días! Es momento de cumplir sus propósitos de ahorro y viajar este año.

 

Consejo 1 – Entender que SI es posible

“Cuando una persona no está haciendo lo que dice que le gustaría hacer, invariablemente tendrá algo que sonará como una buena excusa. Y siempre es alguna de estas tres:

1. No tengo tiempo.

2. No tengo el dinero

3. Mis familiares o amigos no me dejan.” -Reilly

 

Elimina de tu cabeza la idea de que viajar es caro, complicado, difícil o arriesgado. Sin importar la situación en la que te encuentres, si realmente lo quieres, puedes lograrlo.

Este año, comienza por desechar de tu mente cualquier excusa que puedas tener del por qué no viajaste o por qué viajarás.

Consejo 2 – Define tu meta AHORA.

“Algún día” es una enfermedad que llevará tus sueños a la tumba contigo.         -Tim Ferris

 

Si estás convencido que es posible viajar y quieres volverlo realidad entonces el primer paso que debes dar es definir cuál es tu meta de viaje y debes de ser lo más especifico que puedas, ponle nombre y apellido a tu meta. Define exactamente a dónde vas a viajar, por cuánto tiempo y cuánto tienes que ahorrar para hacerlo realidad.

 

Entre más exacta y detallada sea tu meta, habrá una menor posibilidad de fracaso. No es lo mismo decir, “quiero viajar a España este año” que decir “necesito ahorrar $500.000 pesos por mes para viajar a Madrid y Barcelona en Noviembre del 2017

 

No dejes pasar un día más, comienza ahora mismo definiendo tu presupuesto de viaje, el cual se convertirá en tu meta de ahorro.

tumblr_ng1a80icjC1s40q3fo1_500

Consejo 3 – Comienza lentamente y motívate constantemente.

“No es posible que hayas llegado aquí tan sólo a pagar deudas, trabajar y vivir en el fin de semana.”   -Anónimo

 

Una de las principales metas de año nuevo de las personas es bajar de peso y una de las principales razones por las que no lo logran es porque intentan hacer muchas cosas al mismo tiempo: comienzan una nueva dieta, se inscriben al gimnasio e intentan luchar contra los antojos del día a día. Con todas estas cosas lo único que conseguirán es darse por vencidos a los pocos días.

Lo mismo sucede con los viajes y las finanzas personales, no es posible hacer todo a la vez, sobre todo cuando estás comenzando.

 

El sueño de viajar no ocurre de la noche a la mañana, primero debes tener una meta y un plan, luego aprender a usar las herramientas que necesitas y, por último, ponerlo en acción. Este proceso podrá parecer largo, pero aquí es cuando debes intentar mantener la motivación a tope todo el tiempo.

 

Una forma sencilla de lograr esto es colocando imágenes del viaje de tus sueños por todos lados; en tu celular, en la cartera, en el escritorio de la computadora, en el salvapantallas, un poster en tu habitación, en cualquier lugar que te permita recordar cuál es tu objetivo final: VIAJAR.

 

Recuerda: hacer realidad tus sueños no es una carrera de velocidad, es un maratón. Mientras seas constante y te mantengas motivado, llegarás a la meta.

 

Consejo 4 – Elimina tus gastos, si no puedes eliminarlos, entonces sustitúyelos.

“Si no cambias nada, nada cambiará.”             -Tony Robbins

 

Después de tener una meta y las herramientas adecuadas de finanzas personales, el siguiente objetivo será disminuir tus gastos. Esto debe realizarse como si retiraras un curita de la piel: rápido y sin pensarlo.

 

Una forma que te facilitará eliminar los gastos es determinando el costo diario de viajar, es decir, si solamente consideramos hospedaje, comida y atracciones ¿cuánto dinero te cuesta un día de viaje en el destino de tus sueños? Pueden ser $100, $500 o $600 mil pesos según tus preferencias. Independientemente de cuál sea la cifra, la próxima vez que vayas a gastar en algo piensa: Si gasto en esto, ¿cuántos días de viaje estoy sacrificando?”

 

En ocasiones no te será posible eliminar ciertos gastos, cuando esto suceda, entonces sustituye por sus versiones más económicas.

 

Otra forma de volver más tangible tu ahorro y aumentar la motivación, es conseguir una alcancía transparente (ejemplo: botella de 3 litros de refresco), cada vez que tengas un antojo y decidas no gastar en él, deposita en la alcancía lo que hubieras gastado. Al final de la semana cuenta el dinero y el lunes por la mañana deposítalo en tu fondo de inversión. Cada semana podrás ver específicamente cuánto dinero has ahorrado para tu viaje con el simple hecho de evitar gastar en antojos.

Consejo 5 – Busca aumentar tu ingreso

“Lo único que se interpone entre tú y tu objetivo es la historia que te sigues contando a ti mismo de por qué no puedes lograrlo.”       -Jordan Belfort

Jamás podrás ahorrar más de lo que ganas, esto es un hecho. Y si tu meta de ahorro es muy alta o no puedes reducir mucho tus gastos, no por esto tienes que detener o posponer un día más tus metas de viajar.

 

Ahorrar para un viaje no sólo es dejar de gastar, también es incrementar tu ingreso.

 

Busca de qué forma puedes aumentar tu ingreso y, no estoy hablando de iniciar un negocio o volverte emprendedor, sino de conseguir un poco de dinero adicional para tu viaje.

 

Algo tan simple como vender algunas de las cosas que tienes pero no usas, hornear postres en tus ratos libres para venderlos en la oficina, ofrecer tus servicios en proyectos de freelance los fines de semana, reparar computadoras, etc., te dará dinero adicional que te acercará a tu meta.

 

Muchas personas, sobre todo cuando tienen un empleo fijo, se rehúsan a realizar actividades para obtener ingresos extras, ya sea por mantener las apariencias o por falta de tiempo e interés, pero son estas excusas las mismas que evitan que logren cumplir sus metas.

 

041d56d0954643f5554f8f919c95fb2b

 

Consejo 6 – Nunca te detengas.

“Si me rindo ahora, pronto volveré a donde empecé. Y cuando empecé deseaba con ansias estar en donde estoy ahora.”

 

Esta es quizás la parte más importante de todas: sin importar lo difícil que parezca, jamás te detengas.

 

En ocasiones tu meta de ahorro se verá lejana, en otros días gastarás más dinero del que tenías pensado o simplemente habrá días donde no tendrás ganas de hacer nada. Es normal, te va a suceder y, cuando llegue el momento, lo importante es reconocer que es algo pasajero pero que tienes que seguir adelante.

 

Cada día que dejas de trabajar es un día que no recuperarás y te alejará más de tu sueño.

 

Esta es la importancia de elegir una meta específica, comenzar con pasos pequeños, mantenerte motivado con imágenes de tu destino, aprender lo más que puedas de finanzas personales y ver tu ahorro de manera física en una alcancía. Cada consejo mencionado evitará que te detengas hasta que hayas logrado viajar al destino que siempre soñaste.

 A nadie le gusta aceptar que tiene los días contados, pero es la realidad. Así que en este momento tienes dos opciones: seguir haciendo lo que has estado haciendo los últimos años, o ponerte a trabajar realmente en tu ahorro.

Cuando tu reloj de vida se acerque a los 28,105 días, quiero que seas capaz de mirar hacia atrás y reconocer que realmente viviste. Que hiciste todo lo que estuvo en tu poder para hacer que cada día valiera la pena. Que lograste hacer realidad todos tus sueños y que en tu vocabulario no existe el “si hubiera…”. En este año que inicia, quiero que estos consejos sean solamente el inicio de tu ahorro, de tu viaje y de tu vida

No vivas el mismo año 77 veces y lo llames una vida.

9 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dieciseis + dieciocho =

*